HISTORIA

Desde los primeros días de la fundación de la Parroquia Santa Rosa, se veía la urgencia y necesidad de servir a las familias parroquiales en el campo de la educación. Existía algunos centros educativos fiscales y uno que otro particular acomodados en casa familiares.El entonces Ministro de Educación, General Juan Mendoza conocía el sistema de Colegios Parroquiales que existía en otros países y se comprometió a coloborar con el Padre Lawler apoyándolo en la construccion y fundación del primer Colegio Parroquial del Perú.

Para enfatizar la importancia del Colegio Parroquial se decidió empezar la construcción de dicho plantel antes de cualquier otro edificio en vez de seguir la antigua costumbre de poner los primeros esfuerzos en la edificación del templo.

Al terminar la primera fase del Colegio que consistía en cuatro aulas y dos baños, las dos religiosas de Maryknoll que habían venido para tomar a su cargo de la enseñanza bilingüe, acomodaron una de las aulas como su vivienda,otra aula fue utilizada como oficina, dejando dos para la enseñanza de las dos primeras secciones de la primera clase de transición.


Aún antes de terminar dicha construcción se matricularon 108 niños de familias parroquianas que empezaron sus estudios el 1 de abril de 1952.
Otra innovación de aquel entonces fue la decisión de introducir la educación mixta a pesar de la oposición y crítica de algunas personas. La idea de enseñar en Castellano e Inglés, desde Transición fue recibida en forma entusiasta por la totalidad de los padres de familia.

La urgencia de seguir la construcción del Colegio por etapas unió en forma muy especial a los Padres de Familia, quienes apoyaron al Padre Lawler sin excepción.
La Parroquia organizaba grandes kermeses para generar fondos e introdujo una rifa anual como parte de la kermés.

Cuando la primera promoción llegó al tiempo de empezar su instrucción secundaria, llegaron los hermanos de Maryknoll para enseñar y colaborar con las Religiosas. Con el transcurso de los años muchos cambios han sido introducidos, pero el Colegio sigue con el espíritu de siempre y los éxitos de los ex-alumnos aumentan la fama que ha hecho del Colegio Santa Rosa de Lima uno de los mejores del país.

EDUCANDO CON DIOS, CIENCIA Y VIRTUD